Top
 

Buenas prácticas de manufactura

Las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) se aplican en todos los procesos de elaboración y manipulación de alimentos y son una herramienta fundamental para la obtención de productos inocuos.

Las enfermedades transmitidas por los alimentos (E.T.A) son uno de los problemas de salud pública que se presentan con más frecuencia en la vida cotidiana de la población.

Se pueden prevenir si todos en la cadena global de alimentos actúan responsablemente en cada etapa que controla los peligros que pueden provocar una enfermedad.

La mejor garantía para evitar la aparición de peligros relacionados con la alimentación es considerar de manera integral la cadena alimentaria y las normativas vigentes en este campo como dispone el Código Alimentario Argentino (CAA) y normas relacionadas.

El Código Alimentario Argentino (CAA) incluye en el capítulo Nº 2 la obligación de aplicar las BPM.

De la misma forma, la Resolución 80/96 del reglamento del MERCOSUR indica la obligatoriedad de aplicar las BPM para los establecimientos elaboradores de alimentos que comercializan sus productos en dicho mercado.

Las BPM son una herramienta básica para la obtención de productos seguros para el consumo humano que se centralizan en la higiene y forma de manipulación.

La BPM son los cursos de manipulación de alimentos que dictamos en forma oficial tanto para la Ciudad de Buenos Aires, como para la Pcia. de Buenos Aires. Ademas con los mismos se cuplimenta la Ley 26588 o Ley Celiaca que exige en el articulo 13 inciso b), la realización de las BPM.

Y ademas los cursos les permiten la realización de menues especiales para Celiacos de acuerdo a las nuevas disposiciones de la Pcia. de Buenos Aires, ya que no solo es necesario saber cocinar sin gluten lo importante es conocer que alimentos lo tienen y evitar las contaminaciones cruzadas.

Las Buenas Practicas de Manufactura se caracterizan por:

  • Cumplir con las leyes respectivas.
  • Ser útiles para el diseño y funcionamiento de los establecimientos.
  • Ayudar a garantizar una producción de alimentos seguros, saludables e inocuos para el consumo humano.
  • Ser fundamentales para la aplicación del Sistema HACCP o cualquier otro Sistema de Gestión de Calidad (ISO 9001) ó de Inocuidad de los Alimentos (ISO 22000).

Estas prácticas son aplicables desde el inicio de la cadena agroalimentaria e incluyen, entre otros, los siguientes tipos de requisitos:

  • Materias Primas.
  • Estructura de los establecimientos.
  • Higiene de los establecimientos.
  • Personal, estado de salud y hábitos de higiene.
  • Higiene en la elaboración y control de la producción.
  • Almacenamiento y transporte.

La prevencion en seguridad alimentaria es responsabilidad de todos.

Linea Inicio  
Contacto
 
Banner
 
Logos
 
         
INICIO | BUENAS PRÁCTICAS DE MANUFACTURA | CONTACTO
 
Copyright © 2011. Todos los derechos reservados.
Diseño Web ViloWeb Diseño Web ViloWeb
Botom